3.8.07

SOBRE LAS INDUSTRIAS CULTURALES EN EL PERÚ.

INDUSTRIAS CULTURALES EN EL PERÚ:
ENTRE EL MERCADO Y LA CULTURA.

Por: Raúl Rosales León.
Analista Cultural.

“Lo que más rápido se va en la vida es el dinero, mientras lo único que perdurará será la cultura”. Éste es el mandato social que siempre me inculcaron en el espacio familiar con el objetivo de tomar importancia de las prácticas que estuvieran relacionadas con el mundo de la cultura. El problema fue disociar o extrapolar la cultura con el dinero, como si fueran variables antagónicas. Una relación contraria se llevó a cabo, el pasado mes de mayo, en el seminario “Industrias Culturales: maquina de deseos en el mundo contemporáneo”.

El seminario se llevó a cabo en el Centro Cultural La Católica con la participación de varios intelectuales de diferentes disciplinas y generaciones. Se presentaron una serie de investigaciones con el fin de analizar la nueva relación entre el mercado y la cultura en el mundo contemporáneo. Y, sobre todo, reflexionar sobre las relaciones de poder que se estructuran por medio de los ‘productos culturales’ en las subjetividadesde los sujetos sociales.

Una de las tesis planteadas en el evento culturoso es que el consumo otorga utilidades a las empresas transnacionales y, a la misma vez, mantiene el sistema de dominación global. Por ejemplo: tomar una gaseosa, ir al cine, ver un documental, conectarte por internet y leer prensa chicha otorga un abanico de posibilidades para reproducir las formas de dominación en la sociedad consumista. Ante ese panorama apocalíptico lo que más rápido se va en la vida es el "producto cultural" que se consume, mientras lo único que perdurará será la rentabilidad de la transnacional.

Una forma de iniciar la emancipación del hombre es invirtiendo en cultura. Eso no significa extrapolar otra vez el dinero con la cultura,sino relacionarlos, pero cambiando de rentabilidad. Me refiero en dirigir la inversión hacia la "rentabilidad cultural" del producto consumido. De lo contrario la cultura se desvanecerá junto con el dinero que gastamos, y al final quedamos vacíos.

Por ese motivo apoyen la cultura y, también, la contracultura.

2 comentarios:

Danza Invisible dijo...

No nos salvamos? Plop!

El Editor dijo...

mientras no se invierta en cultura, no nos salvamos.
gracias por la visita Danza Invisible.
(A mi tambien me gusta ese grupo, tengo un vinilo de ellos)

Saludos
David