30.9.07

CUANDO DOS "CRITICOS DE ARTE" CAGAN FUERA DEL BAÑO

Coincidiendo con la pregunta ¿por qué la crítica de arte es tan aburrida? que pudimos comentarla, e incluso colgar el audio de una entrevista a Guillermo Solana. El artista visual Lalo Quiroz, hace una reflexión sobre el proyecto Arte y Activismo Cultural para Combatir el Estigma y la discriminación, recientemente inaugurado. Este texto pone en evidencia el escaso criterio de un par de “noveles críticos de arte”.

A continuación el texto de Lalo Quiroz.

CUANDO DOS "CRITICOS DE ARTE" CAGAN FUERA DEL BAÑO

Por: Lalo Quiroz

Durante siglos, muchos han usado el poder de la palabra para causar efectos, muchas veces de consecuencias incomprensibles. Algunos han teñido la historia de genocidios y otros han llevado a miles de personas al suicidio colectivo, pero felizmente han existido otros que han hecho aportes positivos e incluso han generado la auto liberación de pueblos enteros. Esta capacidad, el dominio de la palabra oral o escrita, la desarrollan muy bien y casi magistralmente (además de actores y escritores), la mayoría de políticos, periodistas y comunicadores.

El viernes 26 de septiembre, se dio inicio al proyecto Arte y Activismo cultural para combatir el estigma y la discriminación, desarrollado por la Unidad de Salud, Sexualidad y Desarrollo Humano – Facultad de Salud Pública y Administración de la Universidad Cayetano Heredia, proyecto que significa un importante aporte al debate y la construcción desde diferentes perspectivas y desde un espacio alternativo a los conocidos circuitos artísticos y culturales, iniciativa que felicito. Siendo así, fuimos convocados artistas, activistas e investigadores, para participar del primer taller programado que llevó por título Arte, Derechos Humanos y Cambio Social: Reflexiones y Experiencias.

Si bien es cierto, que el taller se desarrolló dentro de la tolerancia y cordialidad de los diversos participantes, expositores e incentivado por los mismos organizadores, se presenció una situación de intolerancia y estrechez de mente originada por uno de los invitados. Posiblemente la ingenuidad de los organizadores, al juntar perros, gatos y ratas; o tal vez la falta de experiencia en el manejo de estas dinámicas generó que se creara un estado de incomodidad y malestar entre la mayoría que asistimos y permanecimos durante todo el día. Lo cierto es que por unos minutos tuvimos que aguantar la arrogancia, malcriadez y falta de respeto de los señores “críticos de arte” Rafo León y sobre todo de Fernando Vivas, con sus comentarios fuera de lugar, tras la presentación de las experiencias artísticas de Susana Torres (Colectivo Sociedad Civil), Mar Pérez (Empleada Audaz) y de quien escribe.

Primero el señor León, nos ofreció reflexiones generales y solo se dedicó a divagar sobre lo expuesto sin ofrecer mayores aportes, para luego dar pase al señor Vivas, quién se fue con toda su verbosidad, como debe ser un “buen crítico de arte”, polarizándose abruptamente, ensalzando y desmereciendo según sus propios intereses a quién mas le pareció. En este caso, el principal blanco de los ataques biliosos del señor Vivas fue la presentación de mi proyecto Se vende o alquila este local, diciendo todo lo que se le pego en gana, sin ningún tipo de argumentos sólidos y demostrando que simplemente no había entendido nada; lo cual me tiene sin cuidado porque nunca me ha interesado, ni muchos menos he trabajado para la crítica; pero eso no fue lo grave, sino su completa irresponsabilidad y falta de respeto al terminar de lanzar sus incongruencias, pararse y decir que lamentablemente se tenía que retirar, dejando a un auditorio con toda la intención de cuestionarlo. Finalmente, este señor, quien seguramente pensó que había entrado a un baño público, aprovechó la casi nula reacción de todos nosotros y de la misma organización, para irse embarrado, sin limpiarse y diciendo que cualquier comentario lo hagamos a su correo electrónico. Completamente inadmisible.

Mientras tanto, el desorden en la participación del público y las ideas fue aprovechado por el señor León para intentar llevar la discusión hacia un problema muy grave como el de Majaz, pero que no tenía nada que ver con lo que estábamos discutiendo, demostrando su poco interés y respeto por los lineamientos del taller. En ese desorden, él SÍ se limpió y se retiro.

Este tipo de situaciones no se pueden permitir. Bienvenida la crítica pero con argumentos serios y responsabilidad, participemos en espacios de discusión pero con tolerancia y respeto; este tipo de periodistas hacen un daño tremendo y no contribuyen a un desarrollo pluralista y diverso en nuestra sociedad, son concientes del poder que tienen en lo mediático y lo usan indiscriminadamente. Pero, felizmente el espacio mediático se expande cada vez más con la red, dándonos la oportunidad de contar con un medio más democrático y de verdadera libertad de expresión.

No dejemos que ciertos “críticos de arte” monopolicen y manipulen con sus criterios lo que verdaderamente representa el arte en el país, hace mucho tiempo que vienen creando mitos y leyendas alrededor de artistas que ni ellos mismos saben que decir sobre sus propuestas, confío en que las nuevas generaciones de críticos lograrán ampliar esta micro escena artística y al mismo tiempo des-elitizarla, mientras tanto, los que podamos hacerlo, no nos quedaremos callados.

Lima, septiembre, 2007.

6 comentarios:

Miguel López dijo...

debo haber leido rápido o algo así pero no se porqué llamar ´críticos de arte´ a R. Leon y F. Vivas que, a todas luces, no tienen nada que ver con el trabajo de crítica, reflexión y pensamiento de la práctica artística actual. o es que acaso me he perdido de alguna columna o revista donde ellos hayan escrito? creo mas bien que la organización de ese tipo de eventos debería tener un poco más de criterio en esas mismas convocatorias.

por otro lado, existe alguna insinuación con ese comentario último hacia un tipo o modelo de ´crítica local´? de alguien en particular?

yo creo que hay poca crítica de arte en nuestro medio: tema a desarrollar en otro momento. (es que se me acaba la media hora de internet, ja!)

El Editor dijo...

Hola Miguel.

Efectivamente los dos personajes aludidos son “noveles críticos de arte”. Ahora no solo uno escribe sobre el ratinng de Magali y escribe libros Xerox, ahora también hacen “crítica de arte”, pero como dice todo el texto es una crítica de arte, entre comillas.

No existe una insinuación más que la obvia: La casi ausencia de la verdadera crítica de arte… Como tu bien lo dices en la entrevista que te hacen en “Esfera Pública”, la crítica de arte, como reflexión, como ensayo y obviamente como crítica, es proyectarse mucho más que voltear una nota de prensa.

Sería interesante seguir reflexionando sobre esto: la crítica de arte. Pero lo que si es deplorable que dos periodistas de farándula den juicios de valor de un tema que no manejan

Saludos Miguel y mucha suerte en tu viaje.

david

r. dijo...

No entiendo, el por qué catalogarlos de críticos de arte a las personas mencionadas, segundo el por qué invitarlos a participar de un evento como el que motiva el artículo, en todo caso se debieron invitar a críticos con mayor trayectoria,para otorgarle mayor seriedad al taller.
Ademas, lo espuesto por ambos personajes tan solo corrobora lo que ya se sabe de ellos, a través de su esclerótico pensamiento, gente que lo único que pretende es mantener el status quo, de todo, mantenernos en el inmobilismo.
Por favor, es hora que las cosas se hagan con seriedad, para no estar comentando estas situaciones que llevan al ridículo y al figuretismo de algunos.

El Editor dijo...

Querido Ricardo
es justamente por todo lo que dices que se utiliza en el texto "criticos de arte", así entre comillas.
Efectivamente fue un error de la organización.
Saludos
david

Max dijo...

Qué gracioso, ahora resulta que Rafo León y Fernando Vivas son críticos de arte. Si las cosas siguen así, culauqiera diría que Fujimori tenía razón: el Perú es Pampa Bonita. Whatever!

lalo quiroz dijo...

Es sorprendente que este texto haya causado algunos comentarios concentrados en la irrelevante etiqueta "críticos de arte" que en la denuncia del hecho en sí. A pesar que el editor ha recalcado presisamente que una palabra o frase entre comillas ya esta siendo cuestionada en si misma, se ha mantenido el interés en la etiqueta y no en la responsabilidad que tenemos todos de denunciar todo acto u opinión de periodistas, críticos o lo que fueren, que distorcionen la relaidad o manipulen la información con intereses personales. Todos sabemos que eso sucede, pero si vamos a pensar dentro de la lógica, que decir lo que uno piensa es caer en el figuretismo, entonces no hagamos nada y que todo siga igual, sigamos tirando piedras y escondamos las manos. Finalmente, considero que la etiqueta de crítica de arte es tan amplia como el arte mismo, pensar en la crítica de arte solo desde la perspectiva de las artes visuales sería bastante limitado, lo cierto es que toda crítica en general debería ser con conocimiento del tema, procurando la objetividad, con responsabilidad, con tolerancia, respeto y lejos de apasionamientos mezquinos; porque de esto último algunos ya estamos hartos.
Gracias por sus comentarios.