24.11.07

LA ESCUELA DE BELLAS ARTES, EL PERU EN CHIQUITO

En el marco de la crítica coyuntura de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, el artista Lalo Quiroz, ex-alumno de esta institución, hace algunas precisiones sobre este centro superior de enseñanza.

Lejos de una crítica destructiva, el siguiente texto es reflexivo y propositivo. Más que generar debate, el mayor interés de este texto es generar reflexión.

LA ESCUELA DE BELLAS ARTES, EL PERU EN CHIQUITO

Por: Lalo Quiroz

Como toda institución pública, la Escuela de Bellas Artes representa a menor escala la problemática y complejidad de un país como el nuestro. La Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, una de las pocas instituciones educativas del Estado dedicadas a la enseñanza de las artes plásticas, llegó en su momento a significar una de las escuelas más prestigiosas dentro y fuera del país. Hoy día, a consecuencia sobre todo de múltiples vaivenes y trasfondos políticos, lo único que nos queda de aquellas épocas es su extenso, incongruente y rimbombante nombre.

Muchos(as) de los(as) que hemos pasado por esta antigua casona conservamos gratos recuerdos de nuestras épocas de estudiantes y no precisamente por los escasos conocimientos obtenidos, sino más bien por haber significado éste un espacio de congregación y de aprendizaje colectivo a partir de nuestros propios diálogos y experiencias. Esta sentimental percepción, que tal vez resulte indiferente y hasta estúpida para muchos otros, ha hecho que mantengamos una relación cercana, involucrándonos y aportando desde nuestras posibilidades al deseado cambio en la institución; lamentablemente, como sucede en el país, las divisiones generadas muchas veces por resentimientos, envidias, egoísmos, frustraciones y ambiciones personales terminan por alejarnos aún más; negándonos la posibilidad de plantear objetivos en común, al punto que los conflictos y aspiraciones individuales de algunos parecieran tener un peso gravitante mayor que al de nuestros objetivos.

Siendo así, resulta necesario empezar por esbozar responsabilidades, dirigir la atención a las críticas propositivas y al mismo tiempo asumir una postura autocrítica y responsable como alumnos, ex alumnos, profesores, administrativos y directivos, para intentar revertir esta situación.

Empezaré por considerar, esto incluye mis años como alumno, que entre las debilidades de la gran mayoría de alumnos(as) se encuentran la apatía e indiferencia frente a lo que pasa a su alrededor, sea por cuestiones de posturas aprehendidas, roles generacionales de personalidad o simplemente desinterés, lo cierto es que aquello hace difícil que muchas veces logren involucrarse o comprometerse de una manera firme y finalmente opten por quedarse en la pasividad absoluta. Es necesario empezar por un cambio de actitud, tomar conciencia acerca de la importancia de nuestra participación en todo proceso de cambio, entender que el cuestionamiento y propuestas paralelas a la acción son ingredientes esenciales previos a cualquier transformación; finalmente evaluar y aprender de las experiencias anteriores para no dejarse guiar por movilizaciones o influencias de terceros que solo buscan sacar provecho gratuito de la inestabilidad, el caos y la división.

En junio del 2001, un grupo de alumnos(as), motivados por las carencias de siempre y alentados(as) por la indignación, decidieron “tomar” la Escuela con la esperanza de generar un cambio; lamentablemente la endeble representatividad de los alumnos(as) frente a los medios de comunicación, los objetivos poco claros y sobre todo falta de propuestas sólidas de solución, hicieron que solo quedaran borrosas expectativas al término de la incursión. Es así, que este hecho no trascendió a mayores salvo la recuperación de los derechos mínimos de representatividad, tales como la instauración del Centro de Estudiantes y posteriormente la Asamblea de Delegados; y en otros aspectos permitió que muchos alumnos(as) se organizaran mejor, gestándose experiencias colectivas dentro y fuera de la Escuela como el Primer Encuentro de Estudiantes de Escuelas de Arte Públicas de Lima y los llamados Congresos de las Artes, espacios que concentraron diversas dinámicas teóricas y prácticas que de alguna manera llenaron los vacíos curriculares existentes en la institución hasta el momento. Sin embargo, las motivaciones de fondo que los llevaron a dicha medida de fuerza, nunca prosperaron.

Bellas Artes como la mayoría de escuelas en el país, esta anclada en pensamientos y modelos occidentales de siglos pasados; de estos patrones algunos se vanaglorian los mismos que muchas veces se oponen a criterios actuales; es así que resulta común ver a algunos profesores(as) alzando su bandera en defensa de las artes plásticas tradicionales y arremetiendo contra cualquier propuesta que se aleje de éstas; posiblemente todavía no han advertido que estamos en plena era post moderna y esto implica entre otras cosas la tolerancia, respeto y convivencia entre todas las disciplinas; es decir, entre las tradicionales con inclusión de las nuevas. Lo peor es que pensamientos ortodoxos como éstos son irresponsablemente trasladados a los alumnos(as) y en medio de la duda algunos de ellos terminan por creerlo, propiciando divisiones y disputas absurdas entre ellos mismos. Se necesitan profesores(as) en permanente actualización que promuevan un pensamiento libre acorde a nuestra época y no los que ven en la Escuela un puesto de trabajo vitalicio donde perpetuarse por siempre como los grandes “maestros” de la verdad.

Sin duda, como en toda institución gubernamental, el principal mal se encuentra en la falta de valores éticos y morales, lo cual trae muchas veces consecuencias muy graves difíciles de ocultar; así mismo en su sistema burocrático, ineficiente y poco práctico. La Escuela no es inmune a esto, sino por el contrario esta por encima de los índices deseados; esto genera que no haya entre otras cosas decisiones acertadas en situaciones imprevistas, que temas urgentes sean solucionados a destiempo o en el peor de los casos que no sean atendidos, que el presupuesto se vea mermado y brille la falta de transparencia. Necesitamos una reingeniería total en la Escuela, es necesario entender que todo el personal, absolutamente todos, desde el trabajador(a) de limpieza hasta el director(a) de esta institución se deben a los alumnos(as), no porque se trate de una entidad “gratuita” los servicios requeridos e implementación deban quedar postergados y se priorice el presupuesto en inmobiliarios superfluos de oficinas o personal innecesario poco calificado e ineficiente. Es que definitivamente no es lo mismo administrar una granja de pollos que una Escuela de Arte. Se requiere un personal que se proyecte más allá de preocupaciones domésticas y cálculos matemáticos de su sueldo antes de fin de mes, un personal que se comprometa y que se identifique con la visión y misión de una escuela de arte, que mejore su vocación de servicio y trato personal tanto al alumno(a) como al profesor(a), un personal que entienda que para muchos(as) que decidimos por el arte significa un reto entrar, permanecer y terminar en una Escuela de Arte, que reconozca lo heroico que a veces resulta sobrevivir en un medio difícil y que entienda que por consiguiente el alumno(a) merece respeto.

A pesar de representar a un país dueño de una herencia artística milenaria admirada por el mundo entero y a punto de cumplir noventa años de su creación, la Escuela de Bellas Artes, no ha logrado recuperar el sitio que alguna vez tuvo. Hasta el momento no se ha logrado siquiera la acreditación necesaria ni el rango universitario que le permita convalidar al egresado y continuar su desarrollo en otras instituciones educativas. El título que se recibe al egresar, que bien podría llevar impreso el membrete de “Título Autodidacta en…”, solo nos ofrece ventajas limitadas y la decorativa opción de colgarlo en la pared.

Pero, ¿qué modelo de Escuela de Arte es a la que aspiramos?, una de las respuestas para muchos podría enfocarse a un esquema multidisciplinario, con una malla curricular que potencie las habilidades y capacidades del alumno(a), que amplíe sus perspectivas con cursos-talleres donde tenga la posibilidad de elegir, retroalimentarse y nutrirse para poder construir su propio imaginario. Una Escuela que integre los planteamientos occidentales conjuntamente con el rescate de las diferentes técnicas de nuestras culturas antiguas, sin polarizarse hacia el chauvinismo o la alienación exagerada; un modelo híbrido que logre al mismo tiempo un balance entre teoría y práctica con cursos-talleres dictados por profesores(as) idóneos(as), que le brinden al alumno(a) las herramientas necesarias que lo orienten hacia un perfil de artista que pueda integrarse a su sociedad de una manera funcional, sin necesidad de convertirlo únicamente en un técnico diestro en el manejo de criterios estéticos, pero ausente de todo espíritu crítico y pro positivo de su entorno.

Lograr implantar un esquema de este tipo en Bellas Artes sería casi un reto, un proyecto de vida que tomaría un largo proceso; sin embargo, una propuesta que estoy seguro podría desarrollarse en un corto o mediano plazo y significaría un gran avance en diferentes aspectos, sería la creación de la especialidad de Nuevos Medios. Esta nueva especialidad contendría naturalmente características y una malla curricular propia, la cual reuniría cursos y talleres que congregue información sistematizada de los diferentes medios, como es el caso de la Performance, el Happening, la Instalación, el Video Arte, el Arte Conceptual entre otras. Esta apertura no solo se orientaría a desarrollar y llenar un vacío que muchos alumnos(as) requieren en la actualidad, sino al mismo tiempo supliría la urgente demanda de la época y además permitiría canalizar mejor sus expectativas, evitando los conflictos y confusiones que actualmente se generan en los talleres, tanto entre alumnos(as) como en profesores(es), al no saber como abordar el desborde de muchos(as) que optan por propuestas multidisciplinarias.

Sabemos que el desinterés e indiferencia de los gobiernos de turno en temas de arte y cultura, pero sobre todo en lo que respecta a la educación artística, tanto en escuelas de arte como también en colegios, ha generado mayor ignorancia y distanciamiento entre la población y el arte, profundizando la brecha que favorece y respalda el modelo excluyente de las élites y los grupos de poder. No permitamos, ni seamos complacientes en ese sentido, es necesario desde nuestras posibilidades contribuir al diálogo y la discusión productiva; la Escuela necesita cambiar, no permitamos que las direcciones sean tomadas de manera improvisada, exijamos un plan de gobierno a los futuros candidatos con estrategias posibles y realistas en su ejecución. Así mismo, no olvidemos que no necesariamente son méritos suficientes para merecer el cargo, los años de servicio a la institución como docente ni el prestigio alcanzado como artista, ya que de ninguna manera ello nos garantiza una buena gestión. Exijamos planteamientos concretos en asambleas en las que se puedan debatir dichas propuestas y optar por la más coherente.

Este texto es un aporte a fin de iniciar un diálogo y motivar la mejora que todos estamos buscando, esperemos que sea tomado de una manera constructiva y sirva para orientarlo en un sentido productivo. En esa mismo sentido, mi solidaridad y apoyo a todos los alumnos(as), profesores(as) y personal en general de la Escuela, que sincera y honestamente vienen trabajando y luchando por una institución mejor.

La Escuela es como el país en chiquito, todos de alguna manera tenemos el deber de contribuir a su desarrollo, las propuestas están dadas.

Noviembre de 2007.

11 comentarios:

r. dijo...

Lalo, el cambio que propones no sería casi un reto, sino TODO un reto, no por no encontrar eco en otras personas (que estoy seguro piensan lo mismo), mas bien lo sería por los obstáculos que impedirían un proyecto de este tipo.
el cambio será lento y sufrido.

Claudia Denegri dijo...

Coincido, sera lento, pero es el cambio que debemos empezar ya! en nuestra y para nuetra Escuela, cambio que tenemos que realizar tanto los egresados y egresadas (en este caso), como la comunidad interesada en la cultra y el arte en nuestro país.
Ojala que este sea un espacio de intercambio de ideas, construcción e información.
Mientras tanto los estudiantes de la Escuela desde su lugar estan actuando y este Lunes 26 en la mañana están marchando desde el Museo de la Nación hasta el Ministerio de Educación, ¡para que sean escuchadas sus ideas y demandas, tambien!

JESUS VILCHEZ dijo...

HOLA ESTIMADO LALO.
TENGO 35 AÑOS.
Y SE MUY BIEN LO QUE PASA CON NUESTRA GENTE.
Y NO SOLO SE TRATA DE LA GENTE DE ARTES, ES LA FALTA DE IDENTIDAD EN EL PERUANO SEA CUAL SEA SU CARRERA...
YO DEJE CARRERAS COMO DERECHO, PUBLICIDAD Y MARKETTING, Y LO HICE PORQUE NO PUEDO ESTANCARME EN ESTA LAMENTABLE REALIDAD, ...LA QUE DENUNCIAS Y QUE NO ES PARA NADA DESTRUCTIVA.
DESEMBOQUE EN LAS ARTES VISUALES Y MI APTITUD ES CASI NADA COMPRENDIDA Y ESTO TAMBIEN SE DEBE A LA FALTA DE PREPARACION EN LOS MISMOS -casi todos- QUE ALZAN SUS BANDERAS DEFENDIENDO LO COJUDO QUE VIENE HACER LA CASCARA COERCITIVA. -incluyo a artistas de renombre tambien-.

DESDE AQUI EN TODO CASO ALZO MI BANDERA NEGRA -proyecto te mostrare....-, PARA MANDARTE UN FUERTE ABRAZO Y HACERTE RECORDAR QUE POR AHI HACE UNOS MESES TE ESCRIBI SALUDANDOTE, PERO NO RECIBI ACUSE DE RECIBO -tu sabrás los motivos, ...solo se que soy muy buena educación transgresora, que no me caso con nadie y virilidad total-.

CUIDATE MUCHO Y QUE DIOS LOS BENDIGA A TODOS -incluyendo a los equivocados que son casi toda la institución artística en el perú-.

El Loco Calato. dijo...

"""ACERCA DE "LA ESCUELA DE BELLAS ARTES, EL PERÚ EN CHIQUITO" EN COMPARACIÓN A LA ESCUELA DE HISTORIA DEL ARTE de la UNMSM."""

"""Primordialmente difundo este texto ya que me pareció, en lo particular, interesante el párrafo donde trata de ´actualizar´ la currícula educativa de Bellas Artes y la cual me parece también concordante o análoga con la currícula de mi centro de estudios, la Escuela de Historia del Arte de la UNMSM, mediante la inclusión de un área del tratado del arte contemporáneo que con el paso del tiempo su práctica se ha vuelto masiva y casi cotidiana: el arte de los NUEVOS MEDIOS..."""


Lea más acerca de esta comparación en

http://miraaeselococalato.blogspot.com/2007/11/acerca-de-la-escuela-de-bellas-artes-el.html

Felipe MP

eme dijo...

Estamos de acuerdo en todos los cambios que propone Lalo (cosa que no es nada nuevo) .....pero ya hasta suena utópico pensar en una Escuela que no tenga todo el folcklore que le conocemos.

Renato P. dijo...

Quisiera hacer algunas observaciones al documento.
Creo que este texto no es coyuntural, sino por el contrario una opìnion referida a algunos aspectos muy generales que puden identificarse en varias instituciones educativas tanto estatales como no estatales. La apat�a, burocracia, etc etc etc son consecuencias de facores históricos, politicos y hasta subjetivos que tiene que tratarse con mayor responsabilidad y profundidad para encontrar soluciones. Soluciones que hayamos tanto en el camino de la discusión como de la acci�n. Ese camino es el que tenemos que construir.
Considero que una de las grandes ausencias en el texto es el desarrollo del movimiento estudiantil en la Escuela, el cual ha ido creciendo y encontrando un momento como el de hoy (desde la toma en el 2001, hasta los plantones del segundo semestre del 2007). En la actualildad, la fuerza organziada de los estudiantes representa el principal pilar de acci�n por una Escuela de Bellas Artes responsable con su rol como centro educativo. Este movimiento estudiantil, tiene tambien su otra cara: apat�a por un grupo de estudiantes, detractores y hasta infiltrados. Pero si nos acercamos a la ENBA veremos que tanto el centro de estudiantes, la asamblea de delegados y los estudiantes de base participan de un movimiento vivo y en crecimiento. Hoy, lunes 26 de noviembre, una exitosa movilizacion estudiantil se dirigio al Ministerio de Educaci�n para entregar un memorial con exigencias que se orientan a la soluci�n de la actual crisis institucional (locales que se van cayendo, crecimiento absurdo de personal administrativo, una Comisi�n Revisora par�sita anclada durante seis a�os). Adem�s, consideremos que esta movilizaci�n no solo agrup� estudiantes de la ENBA, sino tambi�n profesores y egresados de la misma, al igual que estudinates de universadides como san marcos, agraria, cantuta, que en acto solidario se unieron a esta jornada de lucha. Este es un escueto ejemplo.
Entonces, habr�a que ver a profundidad aspectos que HOY de desarrollan en la Escuela, un poco para aterrizar nuestras propuestas por una instituci�n educativa mejor. Evidentemente un comentario no es el espacio adecuado para desarrollar esas ideas, pero hay que reconocer que es una discusi�n y acci�n que hay que construir, o, que m�s bien ya se est� construyendo. Los itereses de la cultura y el arte estan en juego, y sus distintos actores e interesados tenemos que estar alerta y prestos a estas exigencias que nos convocan. La conversaci�n entre egresados, profesores y alumnos es urgente; as� como la voz de aquellas personas que se quieren acercar a este proceso.
Viendo la Escuela de cerca, c�mo esta hoy el movimiento estudiantil en ella, creo que los pesimismos quedan dem�s, por el contrario, un activo optimismo tedr�a que movilizarnos

Jesús Vilchez dijo...

JESUS VICHEZ:
SE NECESITA PERSONAL PARA CONSTRUIR UNA NUEVA REALIDAD COMO UNA NUEVA ESCUELA DE BELLAS ARTES -comprar cemento y ladrillos-, DONDE SE ENSEÑE EL VALOR SUPREMO DEL ARTE QUE ES LA ETICA Y SU OTRA CARA DE LA MONEDA : EL PECADO.
PARA QUE NO SE REPITAN SITUACIONES DE UTOPIA.
HACE AÑOS LA ESCUELA FUE TOMADA Y ESTO DESEMBOCO EN CONGRESOS DE ARTE, SE LOGRO CAMBIAR AL DIRECTOR Y ALGUNOS FUNCIONARIOS Y EL DILEMA SIGUE SIENDO EL MISMO...
HAY QUE SACARSE EL AURA DE ARTISTA-que empuja a la charlataneria, se necesita PERSONAS- PARA PODER HABLAR SOBRE CUALQUIER REALIDAD, ....POR MAS QUE ESTA REFLEXION SEA BIEN INTENCIONADA NO PUEDE BASARSE SOLO EN RECUERDOS Y NOSTALGIAS, MUCHAS PERSONAS CONCIENTES E INCONCIENTES PASARON Y PASARAN POR AQUEL RECINTO QUE TIENE YA MAS DE 80 AÑOS Y CKE. Y ASI SERA.
LO LAMENTO.

marcelo dijo...

La problemática académica en la escuela de bellas artes demanda de medidas más profundas, crear una nueva especialidad DE NUEVOS MEDIOS supondría que la información impartida en ella solo llegaría a los alumnos que optan por esta especialidad, creo que no solucionaría el problema, por el contrario, se incrementaría el sectarismo y la división que ya es pan de todos los días en la escuela; si pensamos en medidas casi de emergencia, para rescatar a la Escuela del atraso en que se encuentra, imagino la necesidad de un taller TEÓRICO – PRÁCTICO que fomente la investigación y el uso pertinente de los nuevos medios, este sería un espacio de discusión y proyección por el que deberían pasar los alumnos de las diferentes especialidades, facilitando el encuentro de escultores, pintores, grabadores y restauradores para investigar, discutir, proponer un quehacer artístico desmitificado y coherente con nuestro lugar y tiempo.

Max dijo...

La sola idea de un “nuevo medio” es una de las cosas más problemáticas que hay (para no decir passé). Una verdadera renovación, si acaso se puede decir tal cosa, supondría poner en cuestión la mismísima lógica de lo “nuevo” y su relación con la práctica artística. Eso sin mencionar que esos “nuevos medios” ya tienen una evidente pátina de los tiempos arte-históricos. En fin.

Gustavo.Emé.(zdy4@hotmail.com) dijo...

Pienso que el texto podria extenderse bastante mas, y aunque no se a profundidad la problematica de bellas artes, ya que toda la info que he recibido siempre es por terceros o noticias definitivamente es un problema que afecta a Perú como organizacion de personas, por tanto es algo que etsa un poco en todos nosotros, la apatia por parte de algunos pienso que es expresion de desconfianza en la capacidad de hacer las cosas cambiar, pero al tiempo concuerdo con una de las opiniones aca vertidas donde se opina que el centro de estudiantes del ENSABAP es -al menos aparentemente- bastante activo, en la facultad de arte de la PUCP, hace tiempo que hay sobradas razones para actitudes drasticas tambien sino basta analizar la malla curricular, que sufre las mismas carencias que las mencionadas o el reciente suceso con el techo de asbesto y el obrero que por casualidad no cayo sobre los estudiantes.Pienso tambien que deberian promoverse cursos o eventos que favorescan la interaccion entre los estudiantes de las 3 escuelas de arte, asi como los de historia del arte en san marcos como felipe mayuri...o sea es indispensable si se quiere enriquecer cada posicion el conocer al otro y formar una escena local dinamica automotivante y sobretodo cohesionada, en relacion a la propuesta de lalo quiroz sobre una especialidad de nuevos medios...me parece si inteligente pero lo mejor pienso seria ver de que una vez esta implantada se le interlaze con las demas, porque en la actolica llevamos un curso que dura practicamente tres años, dictado por maria burella, llamado integracion de las artes, donde se supone se nos introduce a practicas y conocimientos de produccion artistca mas "contemporaneos" pero a veces los mismos alumnos los tachan de ridiculos o absurdos por la ideologia que se maneja colectivamente como facultad, asi que esencialmente es un asunto de introducir enfoque y perspectiva en las nuevas generaciones del valor no solo de la tecnica o destreza anual sino tambien de la profundidad conceptual o la coherencia y acierto como comentario y comunicacion social.

El Editor dijo...

Considero que este texto si es coyuntural, y es una opinión referida a algunos aspectos muy puntuales que pueden identificarse en la Escuela de Bellas Artes.

Lo de "nuevos medios" es clarísimo que es solo un ejemplo referido a la renovación de la maya curricular.

Es lamentable que la mayoría de los comentarios sean en relación a posibles defectos en el texto, y no a partir de lo constructivo que se propone.

Es cierto que también se construye a partir de las diferencias, pero no originándolas.

Gracias por los cometarios.